sábado, 30 de marzo de 2013

Cómo superar o sobrevivir a un desamor

Desde la psicología se pueden dar buenas pautas para encarar con más éxito los lances a los que nos enfrentamos en la vida, y este es uno de los más típicos.

Lo primero de todo, y antes de ir al grano, una aclaración importante: El desamor sólo se supera cuando vuelves a ser feliz, el hecho de que recuperes o no a tu ex es algo secundario. Claro que cuando estás jodido sientes que lo único que te hará feliz es recuperar a la persona que perdiste, pero lo que realmente mejorará tu vida es "volver a vivir", el que sea con esa persona o no es irrelevante. Interiorizar esto es imprescindible para tener éxito a largo plazo. Aclarado este punto podemos seguir leyendo.

Cómo superar un desamor:

¿Te han dejado y no sabes qué hacer? ¿Estás hecho una mierda y crees que la vida no tiene sentido? El desamor forma parte de la experiencia vital humana, y casi todas las personas, antes o después, acaban pasando por ello. Incluso si ahora mismo mantienes una relación, basta con que seas joven para que existan muchas posibilidades (superiores al 90%) de que no sea la última que tengas, con todo lo que eso implica.

Podríamos definir el desamor como la experimentación de una serie de sentimientos negativos; donde la nostalgia, la tristeza y el dolor quedan entremezclados.

¿Cómo se sale? El principal problema suele ser ése. El que está experimentando un desamor tiene la convicción absoluta de que lo único que le hará feliz es recuperar a la persona que amaba.

Lamentablemente esto no siempre es posible. Algunas veces porque el agravio es lo suficientemente grande como para asumir que nuestro camino con esa persona se cierra (por ejemplo, si alguien nos es infiel y le pillamos). Y otras porque las incompatibilidades son realmente grandes.

Apunta los siguientes consejos:

1) Si te dejan, rompe todo contacto de manera radical.

Esto es muy sencillo. Si alguien te deja es porque considera que su vida no pasa por estar contigo, de lo contrario no lo haría. No le des el gusto de servirle de red de seguridad para que explore el mundo. Esto no es un circo donde el trapecista debe saber que si se cae en un ejercicio algo le va a sostener. No va así, si alguien se va, que sea con todas las consecuencias.

En muchos casos, cuando alguien deja a su pareja suele haber terceras personas, se le conoce como la táctica de la rama, no sueltan una hasta tener bien agarradita la otra. Esta conducta es bastante típica, pero es tan reprochable que no merece ningún tipo de segundas oportunidades. Incluso en el caso de que se aburrieran de "su nueva adquisición" y quisieran volver, debemos ser fuertes y negarnos en redondo, si nos la jugaron una vez nos la jugarán de nuevo. Con esta gente, romper todo tipo de contacto (incluyendo internet y redes sociales) no persigue otra cosa que empezar a olvidarles cuanto antes y recuperarnos.

También hay gente que queriéndote de verdad y sin tener nada en la recámara, te deja. Suelen ser los menos, y las razones más típicas son la idiotez transitoria de la inmadurez, la distancia, el miedo a no haber vivido lo suficiente, ralladas sobre el futuro... o quizás una combinación de éstas y muchas más. En estos casos, cuando te dejan, romper el contacto aún es más importante, si realmente te sigue queriendo, en el momento que sienta que te pierde de verdad, volverá.

Cuando se da esta situación, hacerle desaparecer de tu vida es bueno tanto para ti como para tu expareja. Para ti porque te empiezas a recuperar, para tu ex porque le plantas una nueva realidad de golpe, no vas a estar comiendo de su manita, desde el segundo uno tú también empiezas a hacer tu propia vida. Si no haces eso no le haces asumir que te pierde, y si no asume que te pierde no tomará la decisión correcta en el caso de que realmente te quiera de verdad.

2) No supliques ni te arrastres.

Aunque esto se sobreentiende aplicando el punto 1), hay veces que por circunstancias ajenas a tus deseos, vuelves a ver a tu ex. Es bastante obvio que si hasta ese momento hemos cortado el contacto de manera radical, lo último que debemos hacer es ablandarnos. El cine y las míticas películas donde el prota recupera a su novia "demostrando su amor" no son buenas en este sentido, han fabricado hordas de capull@s que acaban haciendo todo mal. A ti no te han dejado por no haber demostrado tu amor, por lo tanto es innecesario demostrarlo. No siempre te creas las excusas que te pone un ex cuando te deja, la mayoría de las veces son frases hechas o intentos de justificarse a sí mismo.
La realidad es que no vas a recuperar a nadie atosigándole ni "intentando convencerle" de lo bueno que eres como pareja.

3) Si intentan volver, no cedas a la primera.

Que vuelvan a a dar señales de vida no quiere decir que necesariamente quieran volver contigo, a lo mejor sólo quieren tantearte bajo la excusa de "quiero saber de ti", "quiero oír tu voz", "quiero que sepas que te echo de menos"... Amigo, te han jodido, así que deben empezar a entender que aquí "el caro" vas a ser tú. Aunque te hayan dejado en "la mejor" de las situaciones (sin terceras personas y siendo legales), si ante la más mínima muestra de atención dejas que se te vea el plumero, le estás diciendo a tu ex que no vales una mierda. Tu respuesta debe ser acorde a la que te han liado. No pueden desaparecer 3 meses y volver a tantearte cuando les da la gana. Si de verdad quieren volver aceptarán todos los "no", "no quiero hablar contigo" que sean necesarios y seguirán insistiendo. Si no insisten tras las primeras intentonas es que realmente no querían volver a recuperarte. Sólo querían tenerte ahí por si acaso.

4) No planees venganzas.

Da igual lo que te hayan hecho, no trates de buscar venganzas ni hacer daño, es contraproducente. Es cierto que cuando te dejan te sientes herido, y ya no te digo nada si os han sido infieles, pero por ese camino no vas a conseguir nada. Es mejor que analices tus errores, que seguro que los has cometido (y si no lo has hecho has cometido el error de elegir una mala pareja). Haciéndole daño lo único que consigues es decirle al otro lo importante que sigue siendo para ti.

Dicho esto, si te han jodido de una manera extrema, tampoco te calles y pases por tonto. En esta vida todo el mundo vende su versión de los hechos, sobre todo dentro del círculo cercano. ¿Qué quiere decir esto? Que seas coherente con lo que te ha pasado. Imagínate que un día llegas antes de lo previsto a casa y te encuentras a tu novia follándose al vecino del tercero. Si tenéis amigos compartidos, en este caso no debes "callarte" y dejarlo tal cual. Aunque no quieras vengarte, si hay gente en común, es importante que expliques qué ha pasado, que tengan tu versión, más que nada para que sepan lo que hay y no te dejen de lado. Sólo faltaba que por callarte te la acaben jugando dándole la vuelta a la tortilla.

5) Aprende de la experiencia y mejora como persona.

Esto no es la típica frase hecha. Nadie es perfecto, todo el mundo puede mejorar. Estate seguro de que si fueras la mejor pareja del mundo, hasta a la más hija de puta le costaría dejarte. O tal vez no pudiera hacerlo porque nunca la hubieses elegido. Mejorar se puede hacer a todos los niveles, y por muy jodido que estés, siempre vas a conocer gente nueva, vas a tener nuevas aventuras y vas a volver a sentir grandes pasiones. ¿Por qué no acelerarlo? Sal a la calle, sal de fiesta, apúntate a hacer algo nuevo, todo vale... desde idiomas hasta un deporte nuevo. ¡Vive y no mires atrás!
 
Tras haber hablado de las 5 normas para superar un desamor y sobrevivir a una exnovia (o exnovio) llega la hora de cerrar este pequeño paréntesis sobre las relaciones de pareja y el desamor. Lo haré con este escrito. Aunque quizás hable desde un punto de vista masculino, tanto esta entrada como la anterior son válidas para ambos sexos.

La teoría que comentaste en el post anterior es muy bonita, sé lo que tengo que hacer, lo aplico, pero sigo sin poder olvidarle.

Esta frase es una constante cuando estás jodido, y es algo por lo que hemos pasado todos. Los sentimientos no se extinguen de un día para otro, pero puedo garantizaros que se acaban yendo. Todo es cuestión de juzgar las cosas con objetividad, asimilar lo que realmente sucede y evitar hacer como el avestruz. Cuanto antes afrontes, antes duele, pero antes pasa.

¿Qué es hacer como el avestruz? Pues muy fácil, es alterar la realidad justificando a tu ex hechos que no son justificables en alguien que te quiere. Pongámonos en un caso extremo, imagina que la chica que quieres se está acostando con otro tío, ella te dice que "cree que en un futuro podréis estar juntos", pero de momento quiere vivir la vida y no deja a la otra persona, es más, sigue haciendo planes con ella y tirándosela, dejándote a ti en la recámara. Tú sin embargo le justificas porque en el pasado hiciste X cosas mal, en cierto modo sientes que "te lo mereces", y sigues tratando de reconquistarla. Pues no, chaval, esto no va así.

El pasado nunca justifica el presente, en la vida existe lo correcto y lo que no es correcto. Si un día te equivocaste y cambias pueden elegir perdonarte o no, pero tú no tienes por qué aguantar medias tintas. Y ahí está el secreto para olvidar de verdad, pasar de las medias tintas. Nunca creas a un ex, te diga lo que te diga, ni las excusas son ciertas ni los sentimientos sinceros, son relaciones viciadas, incluso calculadas. Cuando quieres a alguien, no dudas. Si tu ex duda, simplemente da por hecho que todo ha terminado, y actúa como si te hubiera dicho "hasta siempre".

Asumir lo que está sucediendo es la única manera que tienes de ser feliz a largo plazo, necesitas ver la realidad. No le justifiques con excusas como "es que es una chica muy influenciable", el 60% de la gente que me ha escrito hablándome de su ex (en muchos de estos casos me cuentan que ella está con otro tío) me dice que "la pobre tiene muchos pájaros en la cabeza y en el fondo no sabe lo que hace". Y una mierda chaval, sabe de puta madre lo que está haciendo, está dejándote por otro. Eso sí, no quiere romper amarras contigo de golpe (por si acaso lo nuevo le sale mal) y te marea con frases del tipo "te sigo echando de menos", "quiero que seamos amigos", "necesito saber que estás bien"... incluso te manda fotos de cuando estuvisteis juntos, te dice que "quiere oír tu voz", etc etc. No te creas ninguna de esas historias, la gente debe ser consecuente con lo que hace. Ella ha tomado una decisión que cambiará su vida para siempre, y tú debes empezar a olvidarle. No pienses en ella, no pienses en lo mucho que la querías, da igual "que nadie la vaya a comprender como la comprendías tú", da igual que nadie "le vaya a querer como la querías tú", incluso puede que lo nuevo "que ha comprado" sea peor. Puede que a partir de ahora deba "conformarse", pero ése no es tu problema, en todo caso será su tragedia. Si todo esto te afecta es que la sigues queriendo. Curarte no es odiarle ni quererle, es sentir indiferencia.

Superar un desamor es llegar a sentir desinterés real por volver con tu expareja, sin necesidad de llamar su atención, sin necesidad de que sienta nada por ti, sin necesidad de llamarle para saber cómo le va. Se trata de ser feliz siendo tú mismo, incluso desearle con honestidad que le vaya bien. Lo único importante es dedicar el tiempo a crecer como persona y tener claro que algún día llegará algo mejor. Aunque os pueda parecer imposible cuando estáis enamorados, siempre hay algo mejor.

No hay una rutina concreta para superar una ruptura, más allá de echarle dos cojones, hacer vida social y salir ahí fuera a comerte el mundo. La felicidad no viene a buscarte si caes en la autocomplacencia, lamentando tu suerte o recreándote en los errores que cometiste. A la felicidad se le busca, tienes que ir tú a por ella, puede parecer difícil arrancar cuando estás hundido, pero encerrarte en ti mismo crea un bucle de tristeza del que es complicado salir. Es cogiendo aire, apostando por un futuro nuevo y dejando atrás todo lo que haya que dejar, cuando minimizas los tiempos de recuperación, que por otro lado conviene recordar que son algo natural y siempre van a existir.

Mi consejo final: Tomaos la vida como si fuera un juego, a largo plazo tienes las mismas posibilidades de sobrevivir quedándote encerrado en casa (0%) que apostando por una vida llena de emociones (0%). Por mucho que entrañe algún riesgo, mi recomendación es que vivas una vida que estés orgulloso de recordar, que merezca la pena haber sido vivida. No permitas que una sola persona decida por ti si debes ser o no ser feliz.

Y no lo olvidéis, algún día os encontráis con alguien que merezca la pena, alguien al que sin haber puesto jamás cara, habéis estado toda una vida esperando. ¿No creéis que debéis estar preparados para ese momento? Concentraos en crecer, debéis ser la mejor versión de vosotros mismos, esa es la mejor estrategia para que jamás se os escape un tren . Hasta entonces... a disfrutar.