sábado, 11 de agosto de 2012

Ya están aquí las Lágrimas de San Lorenzo (Perseidas)


Hasta 150 meteoros por hora se espera que puedan precipitarse en el hemisferio norte durante la lluvia de estrellas que se identifica como 'las lágrimas de San Lorenzo' por la fecha del calendario en la que mejor se observa este fenómeno astronómico estival.

Las Perseidas, como se llama a esta desprendimiento espontáneo de cuerpos celestes, son visibles desde el 17 de julio al 24 de agosto, pero alcanzan un pico de actividad que este año será entre este sábado y el domingo.
Desafortunadamente, según informa el Observatorio Astronómico Nacional, el máximo de la lluvia estaba previsto para el 12 de agosto entre las 12:00 y 14:30 (Tiempo Universal), por lo que coincidirá con la luz del día que dificulta la observación a simple vista del espectáculo.
Esta precipitación estelar se repite cada vez que nuestro planeta cruza la órbita del cometa Swift-Tuttle, que tiene un período de 133 años y que pasó cerca del Sol por última vez en 1992. Cuando un cometa se acerca a las regiones interiores del Sistema Solar su núcleo, formado por hielo y rocas, se "sublima" debido a la acción de la radiación solar y genera las características colas de polvo y gas. La corriente de partículas resultante se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada cada año por la Tierra en su recorrido alrededor del Sol.
Durante este encuentro, las partículas de polvo se desintegran al entrar a gran velocidad, unos 60 kilómetros por segundo, en la atmósfera terrestre y crean los conocidos trazos luminosos que reciben el nombre científico de meteoros.
Esa combustión es lo que desde la Tierra se ve como un destello, un resplandor que dura menos de un segundo, según explicó a Efe Francisco Colomer, astrónomo del Observatorio Astronómico Nacional.
En una noche cualquiera, precisó, se pueden ver varias estrellas fugaces, una, dos o tres a la hora, pero se conoce como "lluvia" cuando la aparición de las ráfagas de luz son mas frecuentes y numerosas. Estos fenómenos se pueden prever con antelación, ya que la Tierra, en su camino alrededor del Sol, atraviesa todos los años la trayectoria de varios cometas.

Otras 'lluvias'

El calendario astronómico de 2012 se estrenó en enero con las Cuadrántidas, a las que siguieron las Lyridas, en abril; las eta Acuáridas, en mayo y las delta Acuáridas, en julio. Antes de que acabe el año, se dejarán ver las Oriónidas, en octubre; las Táuridas del Sur, en noviembre; las Leónidas, en noviembre y las Gemínidas y las Úrsidas, en el mismo mes de diciembre.
El nombre de Perseidas lo toman del radiante del que parecen salir desde el cielo, que coincide con la constelación de Perseo, en el noreste del hemisferio norte.

Consejos para disfrutarlas

Para disfrutar de la lluvia de estrellas se recomienda alejarse de la luz de las ciudades y, sin prismáticos ni telescopios, abarcar el mayor campo de cielo posible, buscar un horizonte despejado y visibilidad a unos 20 grados alrededor del radiante.
La Luna estará en fase menguante, con lo que su luz no competirá con la de las cientos de estrellas fugaces que iluminen el cielo.
El período óptimo de observación será la primera parte del anochecer, en cuanto el cielo esté oscuro y antes de que la Luna haga su aparición sobre el horizonte, entre las 22:00 y las 02:00 de la mañana, tanto en este sábado como el domingo.

Fuente: 20 Minutos