lunes, 5 de marzo de 2012

Una potente llamarada solar interrumpe las comunicaciones en Australia, China e India


Ha vuelto a ocurrir, y esta vez ha dado con fuerza. Una llamarada solar de clase X, la de mayor nivel, se ha registrado a las 5.05 horas de este lunes (hora peninsular española) con dirección a la Tierra y ha provocado apagones de radio en Australia, China e India, según informa Europa Press. Esta llamarada surge de la mancha solar AR 1429, que sigue rotando hacia la Tierra y de la que se esperan que salgan nuevas llamaradas en los próximos días. 

La mancha 1429 apareció en las últimas horas del pasado viernes, llevada por su propia rotación, en el lado del Sol por el que actualmente «pasa» la Tierra. Debido a la composición de su campo magnético -y la alta cantidad de energía almacenada-, ha sido el origen de una alta actividad geomagnética, con numerosas llamaradas de diferentes niveles a lo largo de todo este fin de semana. 

Sin embargo, ninguna de ellas había tenido consecuencias hasta la registrada esta madrugada, que ha llegado a un nivel X1.1 -las hay A, B, C, M y X, letras a las que sigue un número del 1 al 9-, y que ha llegado a incidir de manera inmediata sobre Australia, China e India. El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA (SDO) registró el impresionante fogonazo sobre la superficie del Sol, que puede verse en la imagen superior. Concretamente, pocos minutos después de su emisión se produjo un apagón de Radio (R3) sobre distintas áreas de esas zonas por la ionización en la atmósfera terrestre proveniente de la llamarada. Los expertos han apuntado que, habitualmente, suele tardar en torno a ocho minutos en alcanzar el planeta.


Tormenta geomagnética


Ahora, se espera la llegada de una eyección de masa coronal (CME, por sus siglas en inglés), una enorme nube de plasma lanzada por el Sol, que incidirá sobre la Tierra el miércoles o el jueves con una previsión de tormenta geomagnética de menor a moderada (niveles G1-G2). Posiblemente, se vean hermosas auroras.

La Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera (NOAA) de EE.UU. ha revisado al alza la calificación inicial de la mancha 1429 (respecto la que daba un 5% inicial de llamaradas X), al tiempo que sigue su rotación hacia posiciones más centrales del disco solar y, por tanto, más geoefectivas.

El bombazo es un ejemplo más de la actividad cada vez más fuerte del Sol. El pasado enero, una densa nube de materia solar golpeó la Tierra e hizo notar sus efectos en una buena parte del mundo, especialmente en el hemisferio norte. Varios vuelos que debían sobrevolar el Ártico fueron desviados para evitar el exceso de radiación. Las auroras boreales fueron más intensas que nunca y pudieron verse incluso sobre Escocia, mucho más al sur de lo habitual.

Como la anterior, la tormenta solar de este lunes es impresionante para los estándares recientes, pero todavía falta por llegar el apogeo del ciclo solar. «Veremos más tormentas como ésta o incluso mayores a medida que nos acerquemos al máximo solar», avisaba en enero Michael Hesse, jefe de heliofísica de la NASA en el Centro Goddard para Vuelos Espaciales.

Fuente: ABC