viernes, 2 de marzo de 2012

Recuperar parte de la visión gracias a un microchip


El investigador alemán Helmut G.Sachs ha presentado en Valencia el implante retiniano de sistemas de visión artificial, una técnica testada con éxito en personas y que ha permitido a un ciego recuperar parte de su visión gracias al implante de un microchip en la retina.

Se trata de uno de los avances pioneros que abre nuevas vías de curación para quienes padecen enfermedades de retina como la degeneración macular asociada a la edad, la diabetes y la miopía, principales causas de ceguera en España y que ha sido presentado este viernes en Valencia y debatido por más de 800 expertos en el marco del XVI Congreso de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV).

En este encuentro, que se clausura este sábado, se han presentado además otros dos novedosos avances, la terapia con células madre y la modificación genética, dirigidos a conseguir que el organismo produzca las proteínas (medicamentos) que de otra forma, se tendrían que inyectar en el ojo del paciente.

El vicepresidente de la SERV, José María Ruiz Moreno, ha explicado que la línea de investigación con sistemas de visión artificial actualmente "se encuentra en fase de experimentación humana, pero todavía no está implantada en la práctica clínica diaria".

"Se han realizado 50 implantes, 20 en la última etapa y se han conseguido hechos reales. De hecho, han presentado un vídeo de un paciente que después de quedarse ciego ha recuperado la visión y puede distinguir objetos", ha agregado.

Transforma imágenes en impulsos eléctricos


Esta innovadora técnica facilita la visión a personas con graves deficiencias en la retina gracias a la implantación en la misma de un sensor que transfiere las imágenes captadas por una cámara de vídeo insertada en unas gafas.

Esta transferencia se obtiene mediante la transformación de esas imágenes en impulsos eléctricos con un microprocesador insertado en las gafas y que, conectado al implante retiniano, hace llegar los impulsos a las células nerviosas del sistema visual y de éstas, a través del nervio óptico, al cerebro.

Ruiz ha explicado que las dos enfermedades más importantes de la retina que causan ceguera son la degeneración macular asociada a la edad y el edema macular por retinopatía diabética, que exigen "un control muy estricto y requiere inyecciones intravítreas (dentro del ojo) cada mes".

"Ello supone un problema importante para el paciente por la agresión que supone para el ojo, por problemas psicológicos y por la sobrecarga asistencial al tener que ir a la consulta cada mes", ha agregado, y ha destacado que con las nuevas terapias el paciente podría estar "seis meses o un año" sin tratamiento.
Ha explicado que uno de esos avances permite modificar la carga genética de células que están en el interior del organismo, a través de sustancias que provocan descargas eléctricas, de forma que produzcan el medicamento que se necesita.

La terapia celular consiste en la introducción de células especializadas en la producción de las sustancias que se requieren, de forma que "se crea de manera artificial que una célula natural, en su mecanismo de vida, produzca el medicamento que necesitamos".

"Estas líneas de investigación están más retrasadas, pero esperemos que puedan ser una realidad en un plazo de entre tres y cinco años", ha subrayado.

Fuente: 20 Minutos