jueves, 22 de marzo de 2012

¿En 10 años se podrá viajar a Marte por 500.000 dólares?


Elon Musk, fundador de la empresa de transporte aeroespacial Space Exploration Technologies Corporation, más conocida como SpaceX, cree que en sólo 10 años será posible realizar viajes de ida y vuelta a Marte por 500.000 dólares.

La visión que tiene este ingeniero y emprendedor sudafricano asentado en California de los viajes que acometerá el ser humano al espacio en un futuro próximo pasa por utilizar aeronaves que se puedan reabastecer de combustible en el Planeta Rojo, de manera que la carga total al partir de la Tierra sea muy inferior a la que se llevaría en condiciones normales.

En una entrevista concedida a la BBC ha explicado que desde hace años están trabajando en el desarrollo de sistemas de transporte que sean reutilizables, una meta ésta indispensable para recortar drásticamente los costes asociados a una misión de tal calibre y hacerla viable comercialmente.

Musk, que ha creado otras empresas de éxito como PayPal o Tesla Motors, ha manifestado que a finales de año o a principios del que viene SpaceX desvelará con más detalle la estrategia que van a seguir para conseguir que, en una década, las personas que dispongan de una cuenta corriente más que saneada puedan visitar Marte.

A raíz de estas declaraciones, la pregunta que conviene formularse es, ¿estamos ante un objetivo plausible a 10 años vista o este hombre está tratando de vendernos la moto? Lo cierto es que a bote pronto parece realmente complicado. La NASA no tiene previsto hacer llegar ninguna misión tripulada a este planeta al menos hasta el 2030 y, a día de hoy, SpaceX no dispone de ninguna aeronave capaz de enviar astronautas al espacio.

Es cierto, sin embargo, que el 9 de diciembre, se convirtió en la primera empresa privada que lanzó, hizo orbitar y, posteriormente, recuperó una nave espacial y que ha conseguido un contrato con la NASA para desarrollar un sistema basado en sus cohetes Falcon 9 y la cápsula Dragon que permita llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional para el 2015.

Muchas incógnitas, pues, se ciernen en torno a esta afirmación de Musk, pero quién sabe, quizá nos sorprenda y en sólo 10 años posean la tecnología necesaria para llevar a algunos afortunados a Marte y permitir que contemplen puestas de Sol tan espectaculares como ésta:


Fuente: Abadía Digital