viernes, 3 de febrero de 2012

Realizan una petición formal para salvar los datos de Megaupload


Este jueves, la Electronic Frontier Foundation (EFF) solicitó a la Fiscalía de Estados Unidos que los datos almacenados en los servidores de Megaupload no sean borrados aún y que se permita a sus propietarios recuperar el material, siempre y cuando no sea material protegido por derechos de autor.

El grupo, que defiende la privacidad en Internet y los derechos digitales, envió una carta en nombre de un usuario pidiendo "que todos los implicados trabajen juntos para asegurar que los usuarios inocentes recuperan su propiedad legal". 

"Confiamos en que nuestro cliente y otras terceras partes puedan conseguir acceso a su material sin recurrir a acciones legales pero si ese no es el caso, pretendemos dar los pasos necesarios para asegurar la devolución de su material", afirmó Cindy Cohn, directora legal y asesora legal general de la EFF.
Una copia de la carta se envió al magistrado de Virginia que supervisa el caso, el juez del distrito Liam O'Grady.

Megaupload y sus directivos fueron acusados el mes pasado de, entre otras cosas, traficar con música, cine y programas de televisión con derechos de autor, obteniendo millones de dólares en ingresos por publicidad y cuotas de subscripciones.

La fiscalía advirtió la semana pasada que una de las empresas que alojaba contenido de Megaupload estaba considerando borrar el material esta semana, pero por ahora la compañía ha decidido no hacerlo.


El fundador de Megaupload, aún en prisión


El fundador de Megaupload, Kim Schmitz, más conocido como Dotcom, seguirá en prisión en Nueva Zelanda hasta que se resuelva la demanda de extradición cursada contra él por Estados Unidos por supuesta piratería informática.

El Alto Tribunal de Nueva Zelanda confirmó así hoy el fallo emitido hace una semana por una instancia judicial inferior que basaba su dictamen en la existencia de un riesgo "significativo" de fuga por parte del creador de Megaupload, un sitio web de alojamiento de archivos fundado en marzo de 2005 e inhabilitado en enero pasado.

El falló emitido este viernes por el magistrado Raynor Asher y recogido por los canales neozelandeses de televisión considera que existe la posibilidad de que el FBI estadounidense no haya congelado todas las cuentas bancarias del multimillonario alemán, por lo que cabría la posibilidad de que pudiese huir de Nueva Zelanda.

A raíz del pronunciamiento del Alto Tribunal, Dotcom permanecerá detenido al menos hasta el 22 de febrero, fecha en la que está prevista la celebración la primera vista del proceso que resolverá si es o no extraditado a Estados Unidos.

Dotcom fue detenido hace dos semanas junto a tres ejecutivos de Megaupload en la mansión que tiene alquilada a las afueras de la ciudad de Auckland, en un operativo internacional que incluyó el cierre de su portal, la congelación de sus cuentas y la detención en Europa de dos supuestos cómplices.
Fue la fiscal neozelandesa Anne Toohey, que representa al Gobierno estadounidense, quien sugirió que Dotcom podría estar planeando su huida del país. En la vista en la que se examinó su petición de puesta en libertad del fundador de Megaupload, Toohey desveló que "un hombre conocido por falsificar pasaportes" intentó visitarle en prisión.

Dotcom, de acuerdo a los extractos de su intervención, negó conocer a la persona no identificada citada por la fiscal y reiteró que no pretende huir. "¿Qué haría en Alemania con cinco niños, una esposa y sin dinero?", dijo en el transcurso de la vista en la que el juez le dio la palabra varias veces.

Dotcom, que tiene residencia neozelandesa, admitió haber recibido varias visitas en prisión y mensajes "raros" como el de un hombre que supuestamente pidió dinero para negociar su libertad condicional, así como cartas de detenidas que ofrecían su amistad. Insistió en que el arma hallada en su domicilio durante el registro policial estaba cargada con balas de plástico y que la tenía para proteger a su familia "en el caso de que hiciera falta". Además, denunció haber sido agredido supuestamente por un agente en el momento de su detención y negó haber mostrado resistencia a los policías que irrumpieron en su mansión.

Fuente: 20 Minutos