martes, 11 de octubre de 2011

Un superhéroe real, acusado de atacar a cuatro personas con un espray de pimienta


El autoproclamado superhéroe Phoenix Jones, conocido en Estados Unidos por su característica vestimenta negra y amarilla, ha sido acusado de atacar con un espray de pimienta a cuatro personas que salían de un club nocturno de Seattle. Jones fue arrestado y pasó la noche entre rejas tras el incidente.

Phoenix Jones asegura que intentaba para una pelea y se vio obligado a utilizar el aerosol. Sin embargo, las cuatro personas atacadas aseguran que no había ningún problema entre ellos y explicaron a la policía que volvían a casa cantando y bailando cuando Jones se abalanzó sobre ellos.

El superhéroe, cuyo verdadero nombre es Benjamin John Francis Fodor, fue detenido la madrugada del sábado al domingo con cargos de asalto en cuarto grado y puesto en libertad bajo finaza en la tarde de ese mismo día. Phoenix aseguró que el policía que le arrestó quería vengarse de él.

Un ayudante de Jones grabó parte del incidente en vídeo y lo envió a la web PubliCola. En la grabación se ve a un chica persiguiendo y golpeando con el bolso al héroe, aunque no aparecen los momentos previos, cuando el vigilante supuestamente roció con pimienta a los viandantes.

"Cuando patrullo por un vecindario, los criminales se marchan porque ven el traje. Quiero dar a entender que las personas no deberían andar por ahí y ver algo malo y quedarse sin hacer nada", dijo Jones en enero. Una semana después, cuando le rompieron la nariz por meterse en una pelea, la policía le aconsejó que no se metiese en esos líos y que, en esos casos, llamase al 911.

Phoenix es uno de los numerosos héroes "caseros" que comenzaron a proliferar a raíz del estreno en 2010 de la película Kick Ass, basada en un cómic que cuenta las aventuras de un adolescente que decide hacerse superhéroe.



Fuente: 20 Minutos