lunes, 3 de octubre de 2011

El Círculo Polar Ártico también tiene su propio agujero de ozono


La pérdida de ozono en el Círculo Polar Ártico ha sido tan grave que, por primera vez, puede hablarse de un "agujero de ozono", como el que hay en el Círculo Polar Antártico, según un artículo científico publicado en la revista Nature.

l agujero, de un tamaño equivalente a cinco veces la superficie de Alemania, inquieta a los científicos. Por primera vez, la pérdida es comparable en tamaño a los agujeros de este gas que se registran en la Antártida. A unos 20 kilómetros por encima del suelo el 80% de la capa de ozono se ha perdido, dicen los expertos.

La causa parece ser el frío estratosférico. En condiciones de frío, los productos químicos de cloro que destruyen el ozono son más activos, según la revista.

Los primeros datos sobre la magnitud de la destrucción de ozono del Ártico fueron expuestos en abril. Entonces se dijo que el motivo de esta degradación era un invierno estratosférico muy frío y persistente que ha conducido a una destrucción del ozono importante. Sin embargo, el artículo de Nature analiza más en profundidad los datos.

Los productos químicos que destruyen el ozono se originan en sustancias tales como los clorofluorocarbonos (CFC), que entró en uso a finales del siglo pasado en aparatos tales como refrigeradores y extintores de incendios. Sus efectos destructivos se documentaron por primera vez en la Antártida, que ahora sufre la pérdida grave del ozono en cada uno de sus inviernos.

Fuente: 20 Minutos