jueves, 25 de agosto de 2011

Steve Jobs abandona su puesto al frente de Apple

El hasta ahora consejero delegado de Apple, Steve Jobs, anunció este miércoles su dimisión al frente de la compañía tecnológica estadounidense, puesto en el que será sustituido por Tim Cook, hasta ahora director de operaciones.

En la declaración, Jobs indicó que querría continuar en la empresa que ha convertido en una de las más influyentes del planeta como presidente del Consejo de Administración y ya recomendaba a Tim Cook para que le reemplazara como consejero delegado.

"Siempre he dicho que si llegaba el día en el que no podría hacer frente a mis obligaciones al frente de Apple como consejero delegado, sería el primero en hacéroslo saber", escribió Jobs en una carta dirigida a la junta directiva de la empresa y a la comunidad de Apple. "Desafortunadamente, ese día ha llegado", añadió. Pese a ello, Jobs permanecerá en la compañía como presidente de la junta directiva.

Jobs estuvo presente en la conferencia de apertura de WWDC 2011, en San Francisco. Ese acto supuso su segunda comparecencia pública desde que en enero se tomase una baja médica indefinida. Se desconoce los motivos que llevaron a Jobs a pedir esa baja médica.

Jobs, que ha superado un cáncer de páncreas en 2004 y que en 2009 fue sometido a un trasplante de hígado, ha continuado activo desde entonces en la toma de decisiones de la empresa.

Acudió a una reunión a puerta cerrada con el presidente estadounidense, Barack Obama, en febrero, y se encargó de presentar el iPad 2 en marzo. "Creo que los días más brillantes e innovadores de Apple aún están por llegar", afirmó en la carta, "y espero seguir contemplando y contribuyendo a ese éxito desde una nueva posición".

En febrero fue fotografiado a la salida del centro médico para enfermos de cáncer "Stanford Cancer Center" situado en Palo Alto, donde recibió tratamiento el fallecido actor Patrick Swayze, lo que hizo saltar las alarmas ante la posibilidad de que el consejero delegado padezca un nuevo tumor.

Jobs se tuvo que retirar durante varios meses a principios de 2009 para tratar lo que denominaron "desequilibrios hormonales", aunque luego se supo que se había sometido a un trasplante de hígado, en abril de ese año, en un hospital de Tennessee.

En las primeras horas tras el anuncio de la dimisión de Jobs, las acciones de Apple bajaban más del 5% en las operaciones, tras el cierre de Wall Street.

Tim Cook, la elección lógica

"Recomiendo con rotundidad que ejecutemos nuestro plan de sucesión y nombremos a Tim Cook como consejero delegado de Apple", apuntó sobre el elegido para sustituirle en el cargo.

Cook, hasta ahora director de operaciones de Apple, era el hombre designado por Jobs al frente de las operaciones diarias durante sus ausencias desde enero pasado.

La junta directiva aceptó de inmediato la recomendación de Jobs. "La junta confía por completo que Tim es la persona adecuada para ser nuestro próximo presidente ejecutivo", dijo el director de la junta, Art Levinson, en un comunicado para anunciar la designación de Cook.

"Los 13 años de servicio de Tim en Apple han estado marcados por un rendimiento sobresaliente, y él ha demostrado un talento notable y un criterio sólido en todo lo que hace", agregó Levinson.

Fuente: 20 Minutos