sábado, 28 de mayo de 2011

Un hombre aparca su ferrari en el salón porque no puede separarse de él

Este hombre está tan enamorado de su auto que lo deja dentro de su casa para poder admirarlo día y noche.

El amor que algunas personas tienen por los autos exóticos parece no tener límite, y Jon Ryder, un joven de 28 años de la ciudad de Sheffield, Inglaterra, es un verdadero ejemplo: transformó el garage de su casa en una especie de habitación para su Ferrari, con las comodidades de un living-room que cualquiera envidiaría.

"Mi pieza favorita de arte italiano merece un lugar así" declaró Jon. El auto cuenta con un espacio propio decorado con finas cortinas, delicadas cerámicas en el piso, luces dicroicas y un pequeño surtidor retro para darle una singula decoración al ambiente.

La refacción de la habitación le llevó a Jon un mes entero y costó "sólo" 1.450 dólares. "Tuve que sacrificar una parte del living de la casa", cuenta muy orgulloso, "pero ahora puedo admirar esta belleza en cualquier momento del día, mientras me relajo en mi sofá y miro la TV".