viernes, 18 de febrero de 2011

Samsung Galaxy S II. Más datos

Samsung Galaxy SII

Samsung parece haber encontrado el equilibrio perfecto para sus móviles con la familia Galaxy. Si el Samsung Galaxy S, tope de gama de 2010, ya ha sido uno de los terminales con más éxito del año, ahora la coreana vuelva a desafiar al mercado con una nueva versión.

El Samsung Galaxy SII no deja mucho lugar a la imaginación. Básicamente, se trata de un teléfono al que se han actualizado casi todos los componentes para catapultarlo de nuevo al segmento de terminales de gama más alta. Si, sobre el papel, el Galaxy SII os parece impresionante, ya os adelantamos que, en persona, produce arrebatos de amor a primera vista.

Diseño y pantalla

Inevitable hablar del diseño. Los 8.49 milímetros de grosor impresionan aún más por su desproporción con el tamaño del móvil. Con 116 gramos, el Galaxy S2 es liviano y llega a dar la sensación de juguete más que de dispositivo real.

Samsung Galaxy SII

Los materiales son los mismos que los del Samsung Galaxy Tab 10.1. La parte trasera es de plástico mate y rugoso al tacto, mientras que el frontal mantiene el plástico negro estándar con acabado metálico en los laterales. Aquí el iPhone 4 es algo más que una inspiración.

La pantalla del terminal es espectacular. A las 4.3 pulgadas de diagonal se suma una tecnología que eleva el número de subpíxeles de la imagen para hacerla más nítida, todo ello con la intensidad de color propia del Super Amoled. Se ve muy, muy bien.

Potencia para dar y tomar

La integración de doble procesador hace que el terminal sea extremádamente ágil abriendo aplicaciones o ejecutándolas en multitarea. A vista de pájaro, da la sensación de que Android 2.3 Gingerbread gestiona los recursos mucho mejor que su hermanastro Honeycomb. Los juegos, por ejemplo, manejan entornos 3D con una suavidad envidiable y bastante nivel de detalle.

Samsung Galaxy SII

La cámara, de 8 megapíxeles, es la misma que la del Samsung Galaxy Tab 10.1, y funciona a las mil maravillas tanto en foto como en vídeo, que graba en FullHD a 30Fps. La conectividad también se ha mejorado con HSDPA a 21Mbps, una versión inalámbrica del software Kies para conectarlo directamente a un ordenador, DLNA bajo AllShare, y NFC para conexiones de corta distancia como micropagos.

Software en base a Hubs

Aquí entramos en un terreno polémico porque está muy sujeto a gustos. Servidor no es amigo de interfaces gráficos de personalización. Me gusta Android puro y duro, y no veo con buenos ojos que cada marca se empeñe en personalizarlo, muchas veces empeorando funciones que ya estaban bien sin modificar. Un caso típico de esto es el teclado del Samsung Galaxy Tab, bastante más farragoso que el de Android original y cuyo cambio era completamente innecesario.

Samsung Galaxy SII

En este orden de cosas, a Samsung se le ha ido la mano con la personalización. Todo el terminal está plagado de agregadores llamados hubs que permiten, por ejemplo, tener todos los mensajes (SMS, e-mail, redes sociales) de un contacto agrupados. Los hubs de música y juegos son incluso más inopinados, ya que simplemente centralizan descargas de un tipo de contenido.

Los hubs se complementan con una interfaz de widgets muy abigarrada que puede cubrir incluso toda la superficie de los escritorios hasta parecerse casi a una especie de Windows Phone 7.

Evidentemente, debajo de esta colcha de retales sigue estando Android, y cada cual es libre de reducir la injerencia de Samsung todo lo que quiera. Entiendo y aplaudo la voluntad de la coreana de buscar su propio estilo pero, para mi gusto, abusa demasiado de los colorines y debería aprender del estilo gráfico de otros sistemas como IOS o WebOS.

Samsung Galaxy SII

Para muchos, por supuesto, la estética del Galaxy SII será un tema menos importante o quizá incluso sea de vuestro agrado. Ojalá la estética fuera siempre el mayor de nuestros problemas, lo que no es tan de recibo es que algunos hubs ofrezcan contenidos tan cerrados o escasos. La sombra de Samsung Apps planea sobre nuestras cabezas.

Con adornos y hubs o sin ellos, que cada cual se instale lo que quiera. Lo que está claro es que el Samsung Galaxy SII es un pedazo de smartphone que derrocha potencia y prestaciones con un sistema operativo ágil y muy bien engrasado. Totalmente recomendable.

Vídeo:




Me gusta
mas.jpg
  • Excelente cámara de fotos y vídeo
  • Diseño ligero y ultrafino.
  • Suave como la seda en multitarea
  • Conectividad mejorada con HSDPA 21 y NFC.
No me gusta
menos.jpg
  • Interfaz gráfico demasiado abigarrado.
  • Algunos hubs son poco más que carpetas
  • El estilo de los menús es poco fino

Fuente: Xataka