domingo, 27 de febrero de 2011

El Discovery llegó el sábado a la Estación Espacial Internacional en su última misión

El Discovery llegó el sábado a la Estación Espacial Internacional en su última misión antes de que Estados Unidos retire su flota de transbordadores a finales de este año.

Con 10 toneladas de carga y una tripulación de seis astronautas con la que pretende ayudar a la estación espacial a prepararse para un futuro sin el apoyo de estas naves, el transbordador despegó el jueves en una misión que durará 11 días y que marca su trigésimo noveno y último vuelo.

Los viajes finales de las naves Endeavour y Atlantis están programados para dentro de seis meses.

Antes de llegar a su objetivo, el comandante Steven Lindsey giró la nave para que la tripulación de la estación, encabezada por el astronauta Scott Kelly, pudiera fotografiar el escudo térmico del Discovery. La NASA analizará las imágenes para comprobar los daños causados por los impactos de algunas piezas durante el despegue, una inspección de rutina que retomó tras el accidente del Columbia en 2003.

La agencia espacial estadounidense espera que no haya problemas con el Discovery, la nave más antigua, a pesar de que cuatro grandes piezas de espuma se desprendieron del tanque de combustible en su recorrido.

Con la llegada del Discovery hay seis naves "aparcadas" en la estación, un proyecto conjunto de 16 países valorado en 100.000 millones de dólares: el transbordador, tres naves de carga de Rusia, Japón y Rusia y dos cápsulas rusas Soyuz.

El martes, la NASA decidirá si prolonga la misión un día más para una sesión fotográfica en la que Kelly y otros dos cosmonautas usarían una de las Soyuz para un viaje de 75 minutos en el que fotografiará la estación, a la que le queda poco para estar terminada tras 12 años de obras a 354 kilómetros de la superficie terrestre.

Tras su aterrizaje y limpieza, el Discovery, que voló por primera vez en 1984, tendrá una nueva misión.. en un museo.