lunes, 10 de enero de 2011

Samsung presenta una pantalla flexible de 4,5 pulgadas

Hace años que en las películas y series de ciencia ficción vemos pantallas enrollables ultrafinas y ultrafuturistas en las que sus protagonistas consultan datos, visualizan vídeos y hasta obtienen información detallada y actualizada al instante del funcionamiento interno de su cuerpo. En la vida real, empero, este tipo de dispositivos están muy lejos de comercializarse. ¿O quizá no?

Samsung ha presentado esta semana un prototipo de pantalla AMOLED de 4,5 pulgadas extremadamente fina que puede trabajar a una resolución de 840x480 píxeles, reproduce vídeos sin aparentes problemas y quienes la han visto en funcionamiento afirman que presenta una calidad de imagen más que respetable.


Pero lo que más destaca de la misma es una característica adicional poco común: se puede doblar. Y mucho además. Más de lo que yo había visto nunca en un dispositivo similar. Ello es posible, entre otras cosas, gracias a que tiene un grosor de apenas 0,3 mm. Puesta de costado, apenas si se la ve.


De entrada, y para mostrar al respetable sus posibilidades, la compañía surcoreana ha integrado la pantalla en un reproductor multimedia portátil súperfino dotado de un diseño rompedor que, en apariencia, es completamente funcional. Es éste:


Veremos si acaba llegando al mercado en un periodo de tiempo prudencial o se queda en una promesa más de las muchas que hemos visto, leído y escuchado hacer a las compañías tecnológicas en los últimos años.