jueves, 13 de enero de 2011

Microsoft se opone a que Apple registre la marca 'App Store'

A mediados de julio del 2008, una semana después de lanzar la App Store, Apple solicitó a la USPTO el registro de la marca "app store" para referirse a una tienda online en la que se ofrecen programas informáticos y a la que se accede de manera online desde dispositivos electrónicos.

Una vez Google, RIM, Nokia y Microsoft comprobaron el éxito de la tienda, se pusieron manos a la obra y paulatinamente han ido abriendo sus propias propuestas en las que ofrecen, a modo y manera de cómo lo ha hecho Apple, un punto de encuentro para sus usuarios desde el que pueden conseguir rápida y cómodamente software, servicios y videojuegos de todo tipo.

Y aquí es donde ha surgido el problema. Microsoft considera que "app" es un término muy común para referirse a las aplicaciones destinadas a los smartphones y que, por consiguiente, no se puede registrar "app store" ya que es una forma genérica de describir un servicio primario (una tienda de software para móviles). La empresa de Redmond considera que en caso de que la USPTO fallara a favor de Apple, se inflingiría un grave perjuicio a la competencia dado que no podrían describir correctamente sus productos.

Y para dejar constancia de la verosimilitud de sus argumentos, Microsoft ha acompañado su petición a la USPTO de una frase pronunciada por el mismísimo Steve Jobs en una entrevista que concedió el pasado mes de octubre en la que criticaba la proliferación de tiendas virtuales y se refería a las mismas, fueran de la empresa que fueran, como "app stores". Traduzco (más o menos):
"Además del propio marketplace de aplicaciones de Google, Amazon, Verizon y Vodafone han anunciado que están creando sus propias tiendas de aplicaciones ("app stores") para Android. Habrá al menos 4 tiendas de aplicaciones ("app stores") en Android en la que sus clientes deberán adentrarse para encontrar las aplicaciones que quieren y en las que los desarrolladores tendrán que trabajar para distribuir sus aplicaciones y ser pagados."
¿Quién se llevará el gato al agua en este entuerto? ¿Apple o Microsoft? Jobs y compañía consideran, y no les falta cierta razón, que hasta que no pusieron en marcha la App Store nadie (o casi nadie) se refería de esta manera a los programas creados para ser utilizados en dispositivos móviles y que, por tanto, tienen derecho a hacerse con esa marca registrada. Microsoft, como hemos visto, opina lo contrario. Me imagino que igual que Google, RIM, Nokia, HP o Samsung. Será interesante ver cómo acaba este caso.