miércoles, 24 de noviembre de 2010

El Universo nos manda una señal

La Nebulosa de Carina es una enorme región de la Constelación de La Quilla situada a una distancia de entre 6.500 y 10.000 años luz de la Tierra en la que se encuentran, entre otras, Eta Carinae y HD 93129A, dos de las estrellas más masivas y luminosas de la Vía Láctea. De sus gigantescas reservas de polvo y gas interestelar ha nacido una pequeña nube molecular con una forma muy llamativa a la que coloquialmente se la denomina como El dedo de Dios. Juzgad vosotros mismos:

El Universo nos manda una señal 

La imagen que tenéis sobre estas líneas fue tomada en 1999 por el Telescopio Espacial Hubble. Desde entonces, la NASA sugiere, en un exceso de puritarismo que echa para atrás, que la forma recuerda a un superhéroe con el brazo en alto volando mientras una persona a la que acaba de rescatar permanece sujeta a sus piernas. Yo, como supongo os pasará a la mayoría, me inclino a pensar que se asemeja más a un puño cerrado con el dedo del medio levantado en un gesto que todos conocemos.