miércoles, 13 de octubre de 2010

¿Internet Explorer o Mozilla Firefox?

Internet Explorer es el navegador más utilizado y conocido del mundo. Independientemente de que sea bueno o no, viene por defecto instalado con Windows y eso le da muchos puntos para que lo acabemos utilizado; más que nada por la comodidad de tenerlo ya instalado y no buscar otros. Pero existen otras alternativas, almenos igual de buenas. La que más suena y más está plantando cara a Internet Explorer es: Firefox.

Internet Explorer ha sido el navegador utilizado por más del 95% de los usuarios. Como todo monopolio, eso beneficiaba a Microsoft más que a los usuarios: el navegador tenía muchos errores, muchas veces se colgaba, era fácil que te entren virus a través de él: con el tiempo han ido apareciendo otros navegadores, y en concreto Firefox, que han ido ganando más adeptos y hoy día representa una verdadera alternativa a Internet Explorer con, aproximadamente el 12% de couta de mercado.

¿Por qué está ganando usuarios Firefox?
Firefox es un navegador rápido y sencillo. Con él puedes tener abiertas múltiples ventanas al mismo tiempo, y además las páginas se cargan rápido. No tienen tantos problemas de seguridad como Internet Explorer y se cuelga mucho menos.

Tras darse cuenta de ésto, ahora Microsoft se ha puesto las pilas. Aunque las anteriores versiones de Internet Explorer dejaban bastante que desear, ésta última está bastante mejorada respecto a las anteriores. Ahora, las últimas versiones de Firefox e Internet Explorer visualmente no se diferencian mucho. Funcionalmente siguen habiendo diferencias:


¿Qué ventajas tiene Internet Explorer?
Internet Explorer cuenta con la ventaja de ser el grande. Aunque últimamente está perdiendo mercado, sigue siendo, con diferencia, el navegador más utilizado. Y eso se nota especialmente cuando navegas por Internet porque muchas páginas web están, erróneamente, optimizadas para Internet Explorer. Y digo erróneamente porque aunque Internet Explorer sea el navegador más utilizado, no se puede obligar a que los usuarios lo usen; y haciendo páginas web que sólo funcionan en Internet Explorer es lo que sucede.

¿Por qué unas páginas que se visualizan bien en Internet Explorer y otras no?
El motivo es que cada navegador entiende lo mismo de forma diferente: existen unos estándares, unas normas que se siguen a la hora de desarrollar páginas web para que todos tengamos una metodologia común y entendamos los mismos códigos de la misma manera. La mayoria de navegadores siguen estos estándares (Firefox, Opera, Safari) pero Internet Explorer no. Al tener que crear las páginas para que se vean en Internet Explorer muchas veces se rompe con los estándares, y por eso en los demás navegadores se ve diferente.

¿Qué ventajas tiene Firefox?
Firefox es un navegador de código abierto. Eso hace que miles de programadores puedan desarrollar extensiones para Firefox y mejoras que se pueden integrar en Firefox para mejorar el navegador y personalizarlo a gusto de cada uno.

¿Cuál es mejor: Internet Explorer o Firefox?
Navegando por Internet verás que la gran mayoria de gente prefiere Firefox a Internet Explorer. En parte es por la que genera Microsoft por parte de mucha gente, y en parte porque Firefox es realmente una buena alternativa.

Fijándonos en estudios objetivos sobre ambos navegadores, destacamos dos diferencias principales:

* Navegación: Firefox muestra mejor las páginas web (sigue los estándares realizados por expertos y globalmente aceptados); pero muchas páginas están optimizadas para Internet Explorer (por suerte, cada vez menos), por lo que nos podemos encontrar con sitios web (pequeños, y no tan pequeños) que sólo funcionan correctamente en Internet Explorer.
* Seguridad: Ambos navegadores tienen fallos de seguridad (como es lógico) que se van corrigiendo a medida que se descubren. La mayoría de programas dañinos (spyware, adware, virus) están desarrollados para Internet Explorer (por el simple hecho de ser el más utilizado). Hoy por hoy es más seguro navegar con Firefox. Si más adelante su uso se iguala es posible que la cosa cambie.