miércoles, 1 de septiembre de 2010

La NASA ensaya con éxito el motor de cohete más potente de su historia

Con un potente rugido y una imponente columna de fuego, la NASA y ATK Aerospace Systems completó con éxito el test de ensayo de dos minutos de duración, del motor de un cohete espacial, a escala real, más grande y potente diseñado para el vuelo. El motor de combustible sólido, es potencialmente transferible a los futuros vehículos espaciales que reemplazarán a los actuales transbordadores.

La primera etapa de desarrollo del motor de cohete de combustible sólido, llamado DM-2, fue realizada por ATK, una división de Alliant Techsystems de la ciudad de Brigham, Utah. El DM-2 es el motor de combustible sólido construído con el equipo más sofisticado en la historia de la NASA, con un total de 53 objetos de prueba medidos a través de más de 760 instrumentos.

Antes de la prueba estática, el motor de combustible sólido se enfrió a 40 grados Fahrenheit para verificar el funcionamiento de los nuevos materiales y evaluar el rendimiento del motor a bajas temperaturas. Los datos iniciales han mostrado que la prueba ha cumplido todas las expectativas.

Nuevas mejoras

La información recopilada de esta prueba, junto con los datos de la prueba de desarrollo de motor realizada a principios del año pasado, serán evaluadas para entender mejor el rendimiento y la fiabilidad del diseño.

Aunque es similar a los propulsores de combustible sólido que ayudan a alimentar el transbordador espacial en órbita, el motor de desarrollo de cinco segmentos es más moderno e incluye mejoras tecnológicas implementadas por la NASA y los ingenieros de ATK. Entre las actualizaciones del motor se incluye la incorporación de un quinto segmento y una mejora en el aislamiento y revestimiento.

Después de más pruebas, el nuevo motor será certificado para volar a rangos de temperatura entre 40-90 grados Fahrenheit. El motor de combustible sólido se construyó como un elemento del programa Constellation de la NASA y es administrado por la Ares Projects Office en Marshall. ATK Sistemas Aeroespaciales es el contratista principal.