sábado, 26 de diciembre de 2009

Hay que tratar con cariño a los ordenadores

Porque sino puede llegar un día en que nos encontremos en la misma situación que el señor de este vídeo