jueves, 17 de septiembre de 2009

¿Por qué llamamos "bug" a los fallos informáticos?

El 9 de septiembre de 1947, el ordenador Mark II del Laboratorio de Computación de la Universidad de Harvard sufrió un fallo en un relé electromagnético. Cuando los técnicos lo abrieron para comprobar qué sucedía, descubrieron que una polilla se había quedado enganchada en este componente e impedía su correcto funcionamiento, así que anotaron en un cuaderno lo que habían encontrado y pegaron con cinta adhesiva el insecto, añadiendo la frase «First actual case of bug being found» («Primer caso real de bug encontrado»):

Éste fue el primer bug informático

La hoja de papel en la que se apuntó el incidente, con el lepidóptero incluido, se conserva aún en el Naval Surface Warfare Center de Virginia. Es un documento histórico, ya que es la primera referencia que se tiene del término bug (bicho en castellano) para describir un error o fallo en un programa informático.

Fuente: Abadía Digital