martes, 2 de junio de 2009

Sin sentido del baile ni del ridículo

Si el anterior vídeo os pareció espectacular, este también os lo parecerá... pero no por la habilidad... sino por la patosidad y ridiculez de su protagonista.