martes, 24 de febrero de 2009

Aplazado por cuarta vez el lanzamiento del Discovery

La NASA ha decidido aplazar su primer lanzamiento del año del transbordador espacial por cuarta vez, despues de que no lograra resolver las preocupaciones sobre un posible problema con las válvulas de presión del combustible.

El transbordador Discovery debía despegar el 27 de febrero para una misión de 14 días en la que entregaría a la Estación Espacial Internacional (ISS) el último grupo de paneles solares. El vuelo, que ya había sido retrasado en tres oportunidades por revisiones de seguridad, no fue reprogramado inmediatamente.

El problema que ha postergado la misión involucra a tres pequeñas válvulas del compartimiento trasero de motores del transbordador que son necesarias para mantener los tanques de combustible externos a la presión adecuada durante el vuelo a órbita de 8,5 minutos.

Durante la última misión del transbordador en noviembre, una pequeña parte de una de las válvulas se rompió. No hubo peligro para el transbordador ni para su tripulación, pero la agencia espacial estadounidense quiere estar segura de que si el hecho vuelve a ocurrir no se produzca un resultado diferente.

"Necesitamos entender un poco más las consecuencias si una pieza se desprende", dijo Bill Gerstenmaier, administrador asociado de la NASA para operaciones espaciales. "Cuando estamos en este modo necesitamos tener cuidado de apresurar las conclusiones y elegir soluciones", agregó.

Los gerentes de programa pasarán la próxima semana evaluando las opciones antes de reunirse para fijar una nueva fecha de lanzamiento. Para evitar un conflicto de programación con una misión liderada por Rusia, la NASA no lanzará al transbordador entre el 13 de marzo y el 7 de abril.

"Éste es sólo una de los problemas en un vehículo complicado como este", dijo el director de programa John Shannon. La solución a largo plazo es rediseñar las válvulas, agregó.

La NASA tiene nueve vuelos restantes para completar la construcción de la estación espacial y realizar un viaje de mantenimiento al telescopio espacial Hubble. La flota debe retirarse en el 2010.

Fuente: El Mundo