martes, 7 de octubre de 2008

Haz llamadas con tu móvil a través de WiFi de forma gratuita

La extensión de los puntos de acceso a Internet gratuitos e inalámbricos, unida a la llegada al mercado de móviles capaces de conectarse a redes WiFi abre la posibilidad de realizar llamadas telefónicas usando las redes de datos, de forma gratuita y en cualquier lugar. Fring, una de las aplicaciones que permite hacerlo, acaba de lanzar su versión para el iPhone, y las críticas que está recibiendo el programa son muy positivas.

Las llamadas telefónicas a través de redes de datos, conocidas por las siglas VoIP (voz sobre redes IP) con Fring en el iPhone se realizan de forma sencilla y a través de los servicios que prestan otros proveeedores como Skype (que permite llamar tanto a ordenadores como a teléfonos) MSN, ICQ o Google Talk.Además de las conversaciones de voz, los usuarios de este servicio pueden mantenerse en contacto, a través del teléfono y mediante texto, con todos los amigos que estén conectados a las redes de mensajería, desde un único interfaz y en cualquier lugar.El mayor problema que tendrás al usar Fring en el iPhone es que debes tener abierta la aplicación todo el rato, pues el usuario de mensajería se desconecta de la red cuando cierras el programa, y es imposible recibir llamadas de VoIP si Fring no está ejecutándose.La aplicación para el teléfono de Apple (existen versiones para otros móviles y para instalar en el ordenador) se puede obtener de forma gratuita en la tienda de aplicaciones de la compañía, y es instalable también en los iPod Touch. Fring, en todo caso, no es el único servicio de este tipo, pues anteriormente ya funcionaban Truphone y Pennytel.

¿Qué es gratis?

Los servicios que ofrecen llamadas a través de redes de datos se promocionan como la opción más barata para mantener c0nversaciones de voz, pero no todo es gratuito. Lo normal es que los usuarios no tengan que pagar cuando llaman a otro dispositivo (ordenador, teléfono móvil, teléfonos IP) conectado a redes de datos, pero si habrá que realizar un pequeño desembolso para hablar con líneas telefónicas convencionales.

El precio de esas llamadas a teléfonos de toda la vida es, en todo caso, muy inferior a que cobran las operadoras tradicionales, sobre todo si se trata de realizar llamadas a larga distancia. Esto es posible porque estos servicios suelen llevar la voz de los interlocutores por las redes de datos gratuitas, y sólo deben pagar a las operadoras por el último tramo, el que conecta con el par de cobre al que están conectados los teléfonos normales.