viernes, 30 de mayo de 2008

Un japonés descubre que en su armario vivía una mujer desde hacía un año

En una vivienda puede haber polillas, mosquitos, ratones o cucarachas, pero lo que uno no se espera es que haya una mujer viviendo en el armario de casa durante un año.

Este extraño suceso le ha ocurrido a un hombre soltero de 57 años residente en Fukoka, al oeste de Japón, que de no ser porque le desaparecía comida del frigorífico, aún no lo habría descubierto.

Este descuidado señor decidió instalar una cámara de seguridad en su casa porque la comida desaparecía, misteriosamente, de su refrigerador, según publica AFP.

Un colchón y varias botellas de agua

Las imágenes revelaron el secreto: Tatsuko Horikawa, de 58 años, campaba a sus anchas por la casa cuando el dueño de la vivienda se marchaba.

Horikawa "no tenía donde vivir" y habitaba en la parte superior de un armario de gran tamaño, en el que cabía acostada y donde instaló un colchón y varias botellas de agua.

Según la Policía, vivió allí "durante un año, aunque no todo el tiempo", con lo que las autoridades japonesas sospechan que pueda haber escondrijos similares en otras viviendas de la zona.

Fuente: 20minutos.es