domingo, 6 de abril de 2008

Los autobuses de Madrid serán los primeros en ofrecer WiFi gratis

Si primero fue la adaptación de los autobuses de la Empresa Municipal del Transporte (EMT) a los combustibles ecológicos, ahora están a punto de subirse a las autopistas del ciberespacio. El Ayuntamiento implantará en todos los vehículos un sistema de acceso inalámbrico gratuito a Internet antes de que acabe la legislatura, tal y como se recoge en el Plan Estratégico Tecnológico 2008-2011 de la EMT, al que ha tenido acceso EL MUNDO, y como confirmó un portavoz de la empresa pública.

"La instalación comenzará inmediatamente, antes de que se inicie el verano", precisó el interlocutor de la empresa municipal. La incorporación de los vehículos a Internet se hará de forma paulatina. La idea es que la instalación se acometa por cocheras. Primero, en las líneas que tienen más servicio y proyección, aunque aún está por determinarse.

El sistema de funcionamiento es muy simple. Los autobuses dispondrán de un dispositivo conocido como hot point (punto caliente) encargado de ampliar la señal. "Tendrá una capacidad para dar servicio al interior del autobús".

"La apuesta del Consistorio de la capital para la conversión de los grandes centros culturales metropolitanos en espacios WiFi, y la potenciación de los portales digitales municipales al servicio de la cultura, son parte del entramado que da origen a este proyecto".

"Es por ello por lo que se extenderá la implantación de zonas WiFi de acceso a Internet en la totalidad del interior de la flota de autobuses de la EMT. Así, se convertirá en la primera empresa de transporte urbano del mundo en ofrecer este servicio", según consta en el propio Plan Estratégico.

Para poder disfrutar del servicio los viajeros tan sólo deberán disponer de un dispositivo electrónico que tenga la tecnología WiFi.

Contraseñas para los usuarios

Los viajeros que tomen el autobús necesitarán, también, el título, el billete para poder obtener una clave, una contraseña para desbloquear el servicio de Internet. Estas claves se facilitarán, previsiblemente, en los quioscos de venta de títulos de viaje. "Los conductores tendrán que preocuparse de conducir", precisaron las fuentes informantes.

Según se reconoce en el documento, la única complejidad que existe para la implantación de esta tecnología es que se pueda coordinar con otros dispositivos que se pondrán en marcha dentro del autobús. El objetivo es no duplicar sistemas.

Además, el Ayuntamiento pondrá en marcha lo que define como 'e-bus'. Los autobuses dispondrán de todo tipo de instalaciones con datos digitalizados. Con los sistemas de control se podrá analizar hasta el último detalle del autobús. En el vehículo se dará información de las líneas y se planea, incluso, un sistema que compute el número de viajeros que se apean.

Finalmente, las canceladoras pasarán a mejor vida para dejar paso a las tarjetas validadoras sin contacto. De igual forma, se generalizará el denominado Sistema de Videovigilancia Embarcada en el interior de los autobuses. El fin y objetivo último es velar por la seguridad de los viajeros.

Fuente: elmundo.es